De niño, y de eso hace ya un tiempo, en la escuela, en clase de lengua, nos hablaban de Platero, el burrito de Juan Ramón Jiménez. También, nos decían que debíamos estar orgullosos de que un español hubiera conseguido el Nobel de Literatura. Todo valía tratándose de exaltar los valores patrios, incluso apropiándose de lo que no era suyo, al menos de lo que con las armas repudiaron. Como inconfesos me ocultaron que el afamado Premio Nobel, huyó de España para evitar la cárcel o acaso algo más irreparable. Jamás en la escuela me indicaron que, al igual que el autor de “Platero y yo”, otros muchos creadores literarios siguieron el camino del exilio. Algunos ya no regresaron.  

No, no fueron años fáciles para: Luis Cernuda, Rafael Alberti, María Zambrano, Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez, Luisa Carnés, Pedro Salinas, José Bergamín, Francisco Ayala, María de la O Lejárraga, José Ortega y Gasset, Arturo Barea, Rosa Chacel, Ramón J. Sender, León Felipe, María de Maeztu, Manuel Chaves Nogales, Jorge Semprún, Clara Campoamor, Emilio Prados, Juan Gil Albert, Manuel Altolaguirre, Max Aub… Todos protegieron sus vidas recurriendo al exilio. No fue el caso de Federico García Lorca y Miguel Hernández; de estos últimos es bien conocido como terminaron sus días. Y aquí, abusando una vez más de la licencia, me atrevería a especular que persona tan ilustrada como D. Benito Pérez Galdós, de haber cohabitado, de haber compartido en tiempo y lugar con sus colegas el universal lenguaje de la literatura, acaso —y por prudencia solo digo acaso— se hubiera visto obligado a incrementar la no cerrada lista de exiliados.

11 comentarios sobre “-PLATERO EN TIEMPOS REVUELTOS

  1. Un artículo muy necesario para no olvidar las pésimas consecuencias que acarreó la guerra en el mundo de la cultura y la literatura española, y también cómo a algunos sectores les interesa que se olviden.

    Me gusta

  2. Me ha gustado leerte. La persecución, la falta de libertad y opinión, el exilio. No parece que ahora se repite la historia? Y hoy día, a donde nos podemos exiliar? Vienen tiempos difíciles de nuevo.

    Me gusta

    1. Claro, y debemos tener en cuenta que en mi lista solo están los famosos, los conocidos. Imposible mencionar a tantos y tantos que, también por sus palabras, por sus escritos, debieron abandonar el país o, simplemente no les dio tiempo. Como bien dices, es bueno recordar. El olvido es el túnel de los ciegos de corazón.

      Me gusta

  3. Magnífica crónica Vladimir me has hecho recordar los tiempos dorados de la literatura y la creación poética , dónde cada palabra y cada rima estaban cargadas de sentimientos de angustia, miedo, frustración , dada la tensión opresora de la guerra civil y la infame persecución franquista contra la libertad de Expresión y de pensamiento !!
    gracias por estas palabras .
    un fuerte abrazo

    Me gusta

    1. Emilio Prados, poeta malagueño de la generación del 27. Amigo de Lorca y Buñuel. Exiliado a Francia y después a México, donde falleció en 1962 a los 63 años. Participó en la organización del II Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura.

      Me gusta

  4. Ya lo creo,al leerte,me venian a la mente mis primeros años en la escuela publica,con aquellos maestros absolutamente aderidos al Rejimen(casi hasta el bachillerato) y con la enciclopedia de Alvarez.

    Me gusta

Responder a Lourdes Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s